jueves, 14 de octubre de 2010

¿La falsificación beneficia a la marca?



Un polémico estudio encargado por el gobierno británico asegura que la copia sirve para que la etiqueta verdadera sea más recordada por los consumidores. Además, recomienda "no perder el tiempo" persiguiendo a los falsificadores. La revelación, hecha por la Oficina de Falsificaciones del Reino Unido, no toma en cuenta las quejas de las empresas y las pérdidas que les puede ocasionar la falsificación de sus etiquetas.

El mercado negro mueve en Gran Bretaña unos 2 mil millones de dólares por año.

Según el informe, la cartera o prenda copiada puede servir para promover la marca original. Y aconseja que la policía no pierda el tiempo en detener a los falsificadores. El documento asegura que la gente disfruta de tener algo parecido a una cartera Louis Vuitton o una camisa Polo Ralph Lauren. David Wall, asesor en temas criminales del gobierno británico y coautor del informe, señaló que el impacto económico real que las marcas sufren por las copias es un quinto de lo estimado. "Existe evidencia de que la copia ayuda a las marcas al aumentar el apetito por la moda y el conocimiento de la etiqueta", afirmó en una entrevista con el diario inglés The Daily Telegraph. "Conviene preocuparse más por el tráfico de drogas, que hace daño a la gente", agregó.

No obstante, los gobiernos europeos han comenzado a multar a los compradores de falsificaciones. En Francia se imponen una multa de 300 mil euros o tres años de cárcel. En Italia, un turista debió pagar 1.000 euros por haber comprado una cartera Louis Vuitton falsa por siete euros en Jesolo, cerca de Venecia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Visitas